91 237 25 36 info@lysoptometria.es

En qué podemos ayudarte?

Gracias a la plasticidad del cerebro podemos trabajar las diferentes habilidades visuales que pueden estar interfiriendo en casos tales como:

Estrabismo

Cuando existe un estrabismo apreciamos que un ojo está desviado, es decir, vemos que hay una alteración estética, a no ser que sea pequeño y no sea tan perceptible. ¿Pero te has planteado como esta desviación afecta al funcionamiento visual?

Tenemos dos ojos para que trabajen como un equipo, y debido a ello aparezca la visión en tres dimensiones. Cuando existe una desviación los ojos dejan de trabajar como un equipo y, por lo tanto, la estereopsis o visión en tres dimensiones no se produce. Según la experiencia propia del oftalmólogo Paul Romano “La vida en un mundo en dos dimensiones es muy diferente de la vida en un mundo en tres dimensiones, y muy inferior”. Mediante herramientas optométricas podemos darle la oportunidad al cerebro de trabajar la coordinación de ambos ojos y la visión en tres dimensiones, entre otros.

Ambliopía u ojo vago

En la ambliopía u ojo vago un ojo no alcanza el 100% de agudeza visual aun llevando la mejor corrección posible y sin que una enfermedad esté produciendo esta bajada de agudeza visual. Pero, ¿únicamente se ve afectada la agudeza visual? No, hay mucho más. Además, se ven afectadas otras habilidades visuales como: problemas para enfocar, dificultades entre la coordinación de ambos ojos, problemas en los movimientos oculares y dificultades en el procesamiento de la información, entre otras. ¿Debido a qué? Debido a que lo que realmente existe es una competencia entre ambos ojos, aunque lo que veamos solo sea la afectación de uno de ellos, la causa es binocular. Con herramientas optométricas podemos trabajar la causa, reduciendo la competencia entre ambos ojos.

Problemas de rendimiento visual o laboral

Imagínate lo importante que es conocer la visión en niños en etapa escolar que la utilizan de manera continua para leer, escribir, mirar a la pizarra, fijarse en el profe, hacer deporte, mantener la atención, relacionarse con otros niños…etc, y todo ello de forma rápida, sin esfuerzo y en coordinación con otros sistemas (auditivo, motor, verbal, equilibrio…) En adultos… se nos ocurren múltiples oficios en los que tenemos que poner en juego la visión. Por ejemplo, las personas que utilizan mucho tiempo el ordenador necesitan buenas habilidades visuales que les permitan estar con el sin fatiga visual, dolores de cabeza, visión borrosa, dolor de ojos… Al aire libre o practicando deporte, se necesitan unas buenas habilidades que nos permitan tener una buena coordinación ojo-mano, calcular bien las distancias… ¿Cuántos adultos puede haber a los que les cuesta mucho sacarse el carnet de conducir porque sus habilidades visuales no funcionan bien?

Daño cerebral

Cuando existe un daño cerebral es habitual que, dado que la visión se procesa en el cerebro, estén afectadas muchas habilidades visuales. Es frecuente que después de un daño cerebral aparezca visión doble, problemas para enfocar, problemas con la agudeza visual, dificultades de campo visual, problemas para procesar la información visual, dificultades para mover los ojos y coordinarlos, problemas de equilibrio, dificultades para moverse en el espacio, pobre memoria visual, entre otras…..A través de las herramientas optométricas, se pueden trabajar las diferentes habilidades visuales para mejorar la calidad de vida del paciente.

Población especial

A este grupo pertenecen aquellas personas que tienen un retraso en el desarrollo general como síndromes cromosómicos, TEA, retraso madurativo, entre otros…En esta población solemos encontrar un sistema visual inmaduro con poco desarrollo de las habilidades visuales necesarias para enfrentarse a los retos del día a día. En estos casos se puede valorar el estado de las habilidades visuales y ajustar el tratamiento para la mejora de las mismas.

Contactología y ortoqueratología

La adaptación de lentes de contacto es una herramienta que utilizamos para aportar mayor calidad visual a los pacientes, en casos en los que hay mucha diferencia de graduación entre un ojo y otro, en los que hay una alta graduación o en casos en los que se quiere controlar el avance de la miopía, entre otros…
Dentro de las adaptaciones de contacto, utilizamos también la ortoqueratología, que permite al paciente dormir con las lentes y por el día ver bien sin el uso ni de gafas ni de lentillas.
Es importante la adaptación de lentes de contacto cuando existe una deformación corneal como en el caso de queratocono, para aportar la mejor calidad visual al paciente.

También podemos ayudarte si identificas alguno de estos síntomas

Ve peor de lejos después de mirar de cerca y viceversa.

Parpadea con frecuencia y/o se frota los ojos.

Dolor de cabeza al hacer tareas visuales.

Ve borroso de lejos y/o de cerca.

Dificultad para copiar de la pizarra.

Se tropieza con las cosas en exceso y/o se cae.

Tarda mucho tiempo en hacer los deberes que debería suponerle menos tiempo.

Se cansa rápidamente de hacer los deberes o leer.

Lee lentamente.

Tiene periodos cortos de atención en tareas visuales.

Se acerca mucho al leer y/o al escribir.

Se tapa un ojo con la mano/brazo.

Se pierde al leer y/o usa el dedo como guía.

Repite u omite palabras al leer.

Invierte el orden de las palabras o de las letras/números.

Le cuesta entender lo que lee.

Evita tareas visuales.

Aprende mejor lo que escucha que lo que ve.

Ojos cansados o irritados.

Las letras se mueven al leer.

Visión doble.

Desvía un ojo.

Mareos asociados a tareas visuales.

Problemas para ver películas en 3D.

Mala organización del espacio en el papel al escribir.

Dificultades con los deportes de pelota.

Top