91 237 25 36 info@lysoptometria.es
Seleccionar página

Qué hacemos?

Valorar y potenciar (tratar) la visión de las personas (optometría).
Queremos conocer cómo la persona utiliza su visión.

¿Te has parado a pensar para qué actividades utilizas la visión, o cuánto tiempo al día utilizamos nuestra visión?

Fíjate, para una tarea como bajar unas escaleras la visión tiene que ponerse en juego para poder hacerlo con éxito. Primero tenemos que ir moviendo los ojos para explorar el espacio que nos rodea, si nuestros dos ojos trabajan en buena coordinación podremos ver con precisión el espacio en tres dimensiones y podremos calcular en qué lugar colocar el pie y con qué fuerza. Si estas habilidades visuales trabajan de forma automática y lo hacen en coordinación con el cuerpo podremos bajar hasta sin mirar, activando la visión periférica. Te has dado cuenta de que hay gente que necesita mirar las escaleras para bajarlas y otras no? ¿Podríamos bajar las escaleras sin necesidad de verlas nítidas? Yo creo que sí y lo curioso es que estamos acostumbrados a que cuando se hable de visión únicamente nos fijemos en si ésta nos proporciona nitidez o no.

Imagínate lo importante que es conocer la visión en niños en etapa escolar que la utilizan de manera continua para leer, escribir, mirar a la pizarra, fijarse en el profe, hacer deporte, mantener la atención, relacionarse con otros niños… etc, y todo ello de forma rápida, sin esfuerzo y en coordinación con otros sistemas (auditivo, motor, verbal, equilibrio…)

En adultos… no se me ocurre ningún oficio en el que no tengamos que poner en juego la visión. Por ejemplo, las personas que pasan tanto tiempo delante del ordenador necesitan buenas habilidades visuales que les permitan estar en el ordenador sin fatiga visual, dolores de cabeza, visión borrosa, dolor de ojos… Los que estén más al aire libre o practiquen deporte necesitan unas buenas habilidades que les permitan tener una buena coordinación ojo-mano, calcular bien las distancias… ¿Cuántos adultos hay a los que les cuesta mucho sacarse el carnet de conducir porque sus habilidades visuales no funcionan bien?

Y… qué es visión?

La visión es el sentido predominante que nos permite captar la información visual de nuestro entorno, procesarla, relacionarla con otros sentidos, dar una respuesta y poder relacionarnos con nuestro entorno de manera eficiente.

Cuando todas las habilidades visuales funcionan correctamente, la visión nos ayuda a ubicarnos en el espacio, a tener referencias espaciales, a saber ubicar y localizar las cosas en el espacio correctamente, a estar conectados al entorno, a ver las cosas de forma nítida a cualquier distancia de forma rápida, a saber mover nuestros ojos para leer sin perdernos, a mantener la postura y el equilibrio, a dar un nombre a aquello que vemos, a crear oportunidades de elegir, a poder realizar las tareas que tengan una demanda visual con éxito y sin esfuerzo, etc…

Cuando las habilidades no funcionan correctamente nos enfrentamos a la tarea a realizar en cuestión sin buenas herramientas. ¿Te imaginas que te piden hacer la construcción de una casa actual con herramientas de hace 60 años? ¿Cuánto esfuerzo y tiempo crees que te costaría hacer la casa? ¿Cuál sería el resultado? ¿Cómo te sentirías ante esta situación? Esto es lo que ocurre cuando queremos que alguien se enfrente a una tarea visual sin las herramientas adecuadas.

Para conocer como una persona utiliza su visión necesitamos saber cómo tiene desarrolladas las diferentes habilidades visuales. A continuación enumero algunas de ellas. La valoración de la agudeza visual (tanto en lejos como en cerca) nos permite conocer la capacidad que tiene esa persona de identificar símbolos de un tamaño concreto a una distancia concreta.

Cuando los movimientos oculares funcionan correctamente nos permiten explorar el espacio con rapidez y precisión, leer sin perdernos y mover nuestra atención visual de un sitio a otro sin dificultad. Si el sistema de enfoque está desarrollado de forma adecuada nos permite hace cambios rápidos de foco de lejos a cerca y viceversa y nos permite enfocar tareas de cerca durante largos periodos de tiempo. Cuando la coordinación de los dos ojos es buena nos permite utilizar los dos ojos a la vez, hacer cálculos espaciales y percibir la profundidad. Las habilidades que nos permiten analizar, comprender, manipular y retener la información visual como la discriminación visual, la memoria visual, la visualización, el cierre visual, la constancia visual, la figura-fondo y las relaciones visuo-espaciales.

Las habilidades que nos permiten ordenar el espacio y entender los conceptos direccionales (lateralidad, derecha-izquierda, escritura en espejo). Cómo la visión se integra con otros sistemas como el movimiento para tener buena coordinación ojo-mano (escritura), con el sistema auditivo, el equilibrio y el lenguaje.

Top