91 237 25 36 info@lysoptometria.es

Síntomas “invisibles

Muchos padres acuden a nuestra consulta para realizar una revisión visual a sus hijos recomendado por otros profesionales (profesores, fisioterapeutas, logopedas, oftalmólogos, etc.) sin haber percibido nunca problemas visuales en sus hijos. Esto es muy habitual, ya que muchas veces los niños no alertan a los padres de síntomas como la visión doble. Ellos llevan tiempo viendo así y no saben como vemos nosotros o el resto de niños.

Por esta razón hoy, y en futuras entradas, vamos a hablar de ciertos síntomas que pasan desapercibidos para los padres y que pueden estar interfiriendo en el desarrollo de los más pequeños de la casa, con el objetivo de ayudar a entenderlos mejor y poder detectar problemas a tiempo.

Por ejemplo, la visión doble o diplopia. Lo niños rara vez avisan cuando ven doble, ya que piensan que todos vemos así ¡nadie se lo ha explicado!. Desde

fuera podemos ver señales que nos lo indiquen: cerrar un ojo o guiñarlo al realizar tareas, taparse un ojo con la mano o el brazo al leer, escribir o dibujar, ojos rojos o cargados al hacer tareas, dolores de cabeza e incluso mareos. Leyendo pueden perderse, repetir palabras o trabarse y confundirse mucho. 
La visión borrosa en cerca puede ser otro de los síntomas que pasan desapercibidos. Las señales más significativas son: picor de ojos, necesidad de parpadear, pobre atención visual en cerca, dolores de cabeza y necesidad de acercarse o alejarse mucho de la tarea. 
En futuras entradas, comentaremos más síntomas “invisibles” para así poder ayudar a padres, profesores o cualquier profesional que trabaje a diario con los niños.

Lo niños rara vez avisan cuando ven doble, ya que piensan que todos vemos así, nadie se lo ha explicado!

Top